El libertarianismo es neofeudalismo

El libertarianismo es neofeudalismo, sólo que no se dan cuenta. Son como ciudadanos romanos que creen que destruyendo al estado del Imperio van a restaurar la gloria de la República. Hay muchas pruebas de esto, los libertarios yanquis adoran a Washington y a los padres fundadores, los libertarios argentinos tienen esa obsesión con Alberdi y con la Argentina del finales del siglo XIX y principios del XX. Pero el pasado no está marcado por la debilidad del estado, sino por su fortaleza. Jajaja el gobierno argentino llevó a cabo un genocidio, y el de la actualidad no puede siquiera con cien gatos locos prendiendo fuegos propiedades.

El libertario es como el marxista, reduce todo a la economía; pareciera que para él no existe la historia, el devenir histórico y las condiciones históricas; claramente por ello proyecta la existencia del marxismo cultural, porque para él no existe otra cosa que lo puramente económico como agente en la historia; es decir, para él el progresismo debe tener un origen marxista, porque él no es progresista ni tampoco marxista, y por ende si coincidís económicamente, tenés que coincidir políticamente.

Sin mencionar que el libertario tiene esta visión teleológica de un principio monista al igual que el marxista: el marxista dice “cuando no exista la propiedad privada todo va a estar bien”, el libertario “cuando no exista el estado, todo va a estar bien”. Lo gracioso es que el marxismo también presupone la disolución del estado, con un periodo totalitarista de por medio -que es este estado totalitarista quien hará posible la expropiación de los medios de producción y el genocidio de los opositores al comunismo-. Lo gracioso es que el estado totalitarista es la tecnocracia surgida del libre mercado, y son ellos, los grandes grupos capitalistas, los obsesionados con censurar a los opositores y destruir la propiedad privada.

Los maricas del World Economic Forum borraron el video original en el que decían “no serás dueño de nada y serás feliz”. En fin, maldito libertarios.

CNN: “Activistas de derecha abiertamente instrumentalizan la nueva política de medios privados de Twitter

Gizmodo: “Fascistas ya empezaron a instrumentalizar la nueva regla de Twitter de ‘medios privados’”

Básicamente, el nuevo CEO de Twitter, un indio con complejos de inferioridad racial, implementó una nueva regla que dice que publicar el rostro de alguien sin su consentimiento viola los Términos de Servicio, las reglas, de Twitter. Ahora, como sabrán, muchísimas organizaciones paraestatales de izquierda y ONGs, se dedican a extorsionar, escrachar y linchar mediáticamente a activistas de derecha, o gente común y normal que está harta de su locura.

Entonces, muchos empezaron a denunciar estas cuentas de izquierda, los medios masivos salieron a hacer ruido, y Twitter salió a decir entre líneas “es verdad, va en contra del programa político; sólo le vamos a permitir a la izquierda que viole sin consentimiento la privacidad de los sujetos que ella considere peligrosos y que deban ser destruidos públicamente y perseguidos, con sus datos personales revelados. Pero la derecha no puede hacer esto y ya no vamos a hacer para clausurar a estos grupos que utilizan nuestra plataforma social para organizar estos ataques y para difundir la información privada de quienes consideran enemigos”.

¿Qué te pensás que va a pasar el día que ya no existan los estados, y todo lo manejen las corporaciones? Y vamos camino a eso. Son los Bill Gates y los George Soros los que mueven los hilos para que en el futuro comamos una pasta de cultivo bacteriano en lugar de carne, y son millonarias empresas privadas quienes están invirtiendo cientos de millones para alcanzar ese futuro.

La respuesta no está en destruir al moribundo estado imperial, sino en reconstruirlo, devolverlo a su vitalidad gloriosa, y luego, salir a cazar y a ajusticiar a la bestia salvaje, al bárbaro.